De buenas noches y recarga

Recargado

Venir en el vacío colectivo escuchando música. Es un viaje de una hora, no muy largo, ni muy corto, el mismo viaje dos veces a la semana, que lindo. Disfruto de venir a esta ciudad. Empecé a afeitarme seguido y cortarme el cabello, ya no tengo el aspecto de abandono que tenía el año pasado, quisiera hacer deporte, pero no puedo debido a falta de tiempo o quizás sea una excusa, una mediocre excusa, ya no me considero alguien mediocre, solo vivo, me encuentro y me dejo arrojar al presente, sin preocupaciones, sin importar nada, todo me es indiferente y me siento mejor que nunca. He dejado de ser un tonto pesimista que se cree realista, fui patético, intrascendente, lo intrascendente es lo que no lleva a ninguna parte y te deja estancado en una situación donde ves todo de la misma manera. Aunque debo admitir que los últimos tres años de mi vida a pesar de que fueron una mierda, he aprendido mucho, no hay duda de que fueron transicionales y marcaron lo que fue mi construcción propia como una persona original de mi mismo. Ya no salgo a fiestas, no me interesa salir, de vez en cuando salgo, pero no me divierto, aunque disfruto de la bebida, me gusta beber. Mi estado de ánimo está muy diferente a otras veces, todo lo que es pasado simplemente no existe, ha muerto, mi visión esta nuevamente proyectada viviendo en el presente, aunque como es obvio hay espectros del pasado que regresan de vez en cuando, pero es algo humano soportar estos espectros del pasado, recuerdos malos, deseos nunca cumplido e ilusiones rotas. Creo que a todos nos pasa, lo que nos pasa y nos encerramos en nuestra caja mental y aceptémoslo, es algo humano pensar mucho, el ser humano piensa y sabe que piensa, pero algunos se dejan llevar y pierden tiempo. Es más fácil ponerse a llorar y tomar antidepresivos que salir a correr, somos tan estúpidos, tan bobos, pero humanos y no puedo criticar a nadie, solo debemos tomar la responsabilidad de tener conciencia de que vivimos una vez y segundo a segundo todo esto que tenemos a nuestro alrededor se nos acaba.  Como he dicho en otros escritos somos esclavos de nuestros estados de ánimo, pero vale la pena poner esfuerzo en nuestra voluntad y tratar de tener dominio sobre nuestros estados de ánimos, no sirve de nada una mala visión sobre la vida, pero claro, lo que pensamos es nuestro pensamiento y nos dejamos invadir por cómo nos sentimos, yo no puedo imponerle a nadie mi verdad, cada quien tiene su forma de ver el mundo y si no es feliz es su problema. Me da igual todo, no me interesa si me dicen que me equivoco o que doy mal ejemplo, cada quien tiene su interpretación sobre la realidad y a veces es asfixiante pensar demasiado.  Hoy me gusta la vida y tengo más ganas de disfrutar de ella que nunca, otros días estoy súper amargado. Y bueno solo son estados de ánimo, nada más que eso.

El payaso y la chica


Ya es muy tarde es media noche y no anda nadie por aquí. No se por que razón he venido a este lugar.

El diablo me estaba mirando con una enorme sonrisa pero no le di importancia, su sonrisa es enorme y esta ahí parado a unos metros de mi, mirándome. ¿Como se que es el diablo? si es solo un espejo en el cual puedo verme. ¿Quien podría dejar un espejo en este lugar?. Entiendo lo que significa tener un espejo frente a mi a esta hora, pero no entiendo quien podría dejar aquí este espejo. ¿deberia preocuparme por que ha aparecido este espejo aquí o debería preocuparme por lo que significa tener un espejo frente a mi pensando que es el diablo?

Saque un cigarrillo lo puse en mi boca y lo encendí. Me retire del lugar, pero una sensación de miedo se apodera de mi. En medio de toda es demasiado tarde y estoy lejos de mi casa. Tengo miedo.

Empiezo a caminar por el camino por donde vine, pero ahora es todo tan extraño. Hoy cuando estaba viniendo ilusionado con que sera una gran noche había muchas flores en este lugar, ahora han desaparecido y en su lugar hay un caballo delgado y blanco con un cuerno quebrado. Es un unicornio. Pero si no existen me digo a mi mismo. Es todo tan extraño.

Unos pasos suenan detrás de mi, yo no me animo a darme la vuelta.

-No debe tener miedo. ¿Usted cree en Dios no es asi? Usted nunca ha pensado en para que sirve su existencia. Usted no tiene propósito.

Sus palabras me dan mucho miedo, pero me doy vuelta. Es un payaso con su rosto demacrado. Me resulta alguien conocido tras la pintura y peluca.

-Tu que nunca pensaste en que estarías en un lugar asi como este, oscuro y tétrico, donde no existe el tiempo, dime ¿como te sientes ahora que lo estas? Al terminar de decir estas palabras el payaso se rie de manera muy alocada.

Con mucho miedo suelto las palabras -Por que estoy en este lugar? Como llegue hasta aquí? Déjame en paz!

Hace mucho calor. Estoy sudando. Es como si estuviera fuego a unos centímetros de mi. Pero no hay nada, solo una iluminación que no se de donde proviene.

El payaso se acerca a mí. Sigo pensando en que me es familiar.

-Esto es el infierno. Es tu infierno. Es lo que hiciste con tu vida.

Ahora lo comprendo todo, no hize nada con mi vida he sido un chiste como este payaso.

-Mi vida fue un chiste

– La vida es un chiste. Pero tu no supiste reir.

-Estoy muerto?

-estas durmiendo. Esto es un sueño. Pero no cualquier sueño.

Quedamos mirándonos unos segundos con el payaso. Ahora puedo darme cuenta el payaso soy yo.

Mis manos están en mi rostro. Cuando me las quito estoy en el mismo lugar pero siendo real. Lo se porque mi reloj esta moviéndose.

Inmediatamente me retire del lugar y fui al bar mas cercano para pensar en lo que me acaba de suceder.

Una vez en el bar, le pedi al tipo gordo de la cantina un vaso del whisky mas barato que tenga.

Con el whisky en manos fui y me sente lo mas lejos de la gente. En la parte donde también hay poca luz. Era el típico solitario de siempre. Me puse a pensar en por que no disfruto de mi vida de la manera en que quiero. Quizá el payaso tenga razón. No soy un payaso pero si un fracasado. 

A lo lejos desde la otra punta una chica me empieza a mirar. Yo hago contacto visual con ella. Es muy hermosa. Nuestras miradas se topan. Es demasiado hermosa. Parece que también le paresco atractivo y viene caminando hacia mi. Mi corazón empieza a acelerarse. Una vez frente a mi me pregunta si esta ocupado y se sienta sin ni siquiera esperar mi respuesta. De seguro se dio cuenta lo fracasado que soy. No se que decirle. Pero ella me empieza a hablar primero.

-¿Por qué estas tan solo?

No sabia que responderle. Que no tenia amigos le iba a decir. Que mi novia me dejo. Que soy un solitario. ¿Que iba a decirle?.

-Siempre estoy solo. No tengo a nadie. Soy un solitario. No busco hacerme el interesante, trato de seguir viviendo. Quizá te paresca estúpido lo que te digo.

-El es tu amigo? Queda tiesa mirando hacia atrás. Pero yo pienso que se esta burlando de mi.

-Quien es mi amigo?

Una voz detrás de mi dice “yo” y ella se empieza a reir. Conozco esa voz, es el payaso. Le dije a la chica que me disculpe unos minutos. Y me doy la vuelta. El payaso ya no esta mas. Escucho risas de la chica.

-Te hace falta aprender a reir. Eres alguien amargado por eso te sigue ese payaso.

– Tu también eres un producto de mi sueño o visión. Debo estar enloqueciendo.

-No soy un producto de tu locura. Aunque estas un poco loco. Pero te aseguro que soy real. Solo puedo ver a ese payaso porque un tiempo a mi también me pasaba.

Toda esta situación me parecía bastante fuera de lugar. Ella puede ver a mi personaje alterno porque también le ha sucedido lo mismo. 

Me olvido de todo

Estoy todo dolorido, muy desganado debido a lo mal que vengo durmiendo hace días. Lo extraño de todo es que tengo ganas de comerme el mundo, pero no veo posibilidades, es como una sensación que sé que no será satisfecha pero aun así se mantiene el deseo. Al carajo. Necesito una novia. Pondré a calentar agua para tomar mate y luego me iré de aquí. Estoy releyendo un par de libros que me leí el año pasado, pero no sé por cual empezar y también quiero ver alguna película pero no sé qué ver, me siento tan sofocado en mi rutina. Si tan solo tuviera un propósito. Quizás sea un tiempo, o quizás un largo tiempo, ya es un largo tiempo, un jodido y largo tiempo de lo más absurdo. Me dicen que me drogue, que me fume un porro, pero no puedo fumar o eso creo, no quiero ir por ese camino, mejor me quedo aquí donde estoy. Me esforzare en lo que me gusta para así cambiar mi presente, solo que estoy escaso de ideas. Admito de que sé que hoy pienso una cosa, mañana otra cosa y así es el pensamiento errático, va y viene, no tiene un rumbo fijo, o al menos así soy yo. No sé qué será de mí, solo sé que quiero irme lejos de aquí. No creo suicidarme, ya que no tengo ganas y veo mucho porque vivir, solo que pensando en lo que es la muerte, esa nada absoluta de sueño eterno me hace preferir seguir viviendo y darle más valor a mi vida. Escuchar una canción puede que le de esa emoción faltante al día. Pero aun así no lo rellena. Nunca he meditado pero me gustaría meditar hasta llegar al nirvana, esa sensación libre de deseos. Solo que sin deseos la vida sería poco épica y emocionante, además que tiene de malo sufrir y sentir el golpe de la indiferencia.
Me olvido de todo caminando solo por las calles y me doy cuenta que soy muy joven y que me falta mucha más experiencia por adquirir. Tan solo necesitaría dejar de pensar, porque querer pensar es un pensamiento. Suele ser muy asfixiante todo. El fracaso del ser duele, el fracaso esta cuando no pudimos con un deseo. Quizás esté equivocado, nos encerramos en un pensamiento lo cual puede que no lleve a ninguna parte solo a equivocarnos más y encerrarnos en una caja invisible.

Lejos del pesimismo

Me olvido y me pierdo en la belleza de los días, es tan relajante estar sentado afuera de casa contemplando el sol y el suave pero fresco viento de este invierno primaveral.  Todos los pensamientos parecen estúpidos, nada importa, nada me importa. Solo quiero disfrutar el día. Tener contacto con la luz solar y purificar mi mente, o al menos así me siento. Mi ciudad es tan aburrida, siempre fui divertido alejarme de todo y perderme. Es sofocante ver siempre a las mismas personas pero triste angustiarse por ello. Hoy tengo que irme a la facultad, viajo por una hora a otra ciudad, lo mejor es viajar, escuchar música en el camino, con auriculares puestos e ir sentado solo como la mayoría de veces en el último lugar. Hace tiempo que me vengo aislando del mundo, me siento como un cero a la izquierda. Me convertí en el ignorado que ignora a todos. Pero viendo el lado positivo invierto tiempo en mí mismo, me pongo a leer, escribir, escuchar música, desarrollar mi página. Hace un tiempo me juntaba seguido con amigos, pero ahora todos ellos trabajan o se han ido. Estoy como en un periodo experimental, no puedo imaginarme en 10 años sin sentir un vacío existencial. Considero que todos somos hijos del azar, pero no por eso vamos a mandar todo a la mierda, hay que esforzarse en el hoy para ver frutos en el mañana, aun así puede ser todo inútil y no llegar a nada, pero al menos sabremos que lo intentamos.  Sin dolor y sin sufrimiento no seriamos nada, por eso voy a sonreír en medio de cada crisis. Voy a morirme pero al menos en vida saber que conquiste mi propia libertad. 

            Me cuesta concentrarme últimamente, tengo la cabeza arrojada a otros pensamientos y no sé, es muy absurdo como me siento en ciertos días. Mirarme en el espejo me hace sentir dos cosas, un fracasado o alguien que está trabajando para progresar. Ni siquiera sé si seguir mi carrera o no, aunque voy a seguirla, solo ahora  me siento perdido como nunca. No vale la pena pensar tanto estas cuestiones que tanto me dan vuelta en mi cabeza y no se bien que hacer. Me gustaría ya estar trabajando de lo que estudio, estoy odiando este progreso. Aunque ni siquiera me  veo trabajando de eso.  Me gustaría poder creer que mi página va a dar ese giro que quiero. O quizás sea solo un pasa tiempo “existencial cuervo”:

            Me gustaría tener una mascota, quiero un gato negro y gordo, no se mucho de animales domésticos, pero me vendría bien esa compañía.  Duermo mucho, quisiera dormir demasiado, despierto y pongo  canciones de metállica, oasis, the verve, Soda stereo, estoy prácticamente en otra época. Nunca me intereso seguir modas, pienso que es algo inauténtico, aunque cada quien es libre de seguir lo que quiera.         Es más, siempre hizo una división entre dos tipos de personas las que siguen modas y las que no. Aun así es absurdo sentirse superior por eso considero. Pero se me hace alguien muy admirable quienes no siguen modas.  Me gustan quienes se construyen a sí mismas. Solo que hoy en día el que piensa diferente, va a ser visto como alguien raro. Hay que aniquilar la palabra raro en las personas.

            Hay que pensar bien que hacer de uno, me va muy mal y como he dicho en otro escrito mi vida es digna de convertirme en un pesimista, he fracasado en mucho, son muy pocos y pequeños mis logros en comparación de lo que he ganado. Ya quisiera no desear, no pensar, no tener sentimientos.  Es muy deprimente ser un humano deseante, pero interesante, estos sufrimientos hay que afrontar y tomarlos como un nuevo inicio o señal de cambio.  Para que vivir si no vamos a ser nuestros propios dueños ni tener una vida a nuestro estilo. Entiendo que sea muy complicado todo y parezca imposible todo. He estado en la lona ya par de veces, el mundo no va a conspirar a nuestro favor, no somos nada, pero tengámonos un poco de amor propio. Que vengan mil fracasos hay que estar parado.  Se vive una sola vez, no sirve tener una vida pesimista y amargada.  

            Sé muy bien que se avecinan miles de angustias más, pero tengo ilusión de que voy a poder conquistar mi  vida, con cada error aprenderé a crecer y no a decrecer.  Yo he sido la persona más negativa y pesimista ahora puedo sentir pena por perder ese tiempo que pude invertirlo en otra cosa.

 |

Lo asfixiante del pensar

Me olvido de que desayunar a veces, no llevo una rutina alimenticia estable, luego me quejo de que tengo hambre a cualquier hora y de que mi cuerpo esta desastroso, no comparen la buena salud con seguir los estándares de belleza, aunque  hay quienes usan su cuerpo para presumir, pero al menos gozan de buena salud. Muchos se encierran creyendo que hacer un cambio de hábitos es seguir los estándares de belleza hegemónicos, lo cual tiene sentido, pero no por eso voy a tener una mala salud. Si yo salgo a correr es para oxigenar mi cuerpo y mente, no para satisfacer al resto. Hay días en que no me puedo tener amor propio pero se bien que no hago nada saludable y eso es sabido que genera estrés. No fumo, tampoco bebo bebidas alcohólicas pero intento estar bien cada día, admito de que hay días en que me la paso acostado todo el día con ganas de mandar al carajo la vida, lo cual es una tontería intrascendente, luego me arrepiento, hay otros días en que me pongo  a hacer ejercicio en mi habitación y siento que vale la pena este pequeño cambio de rutina.

            Creerse inteligente es muy fácil, solo se necesita pensar diferente al resto, o creer que se piensa diferente al resto, rompiendo con las ataduras sociales. Para empezar creerse superior es un error, aunque hay que  admitir que una persona que se desliza a lo largo del día haciendo las típicas rutinas en comparación con alguien que se  cuestiona la rutina vemos cierto tipo de diferencia en la forma de pensar. Creo que la mayoría de mis lectores se sentirán identificados con esta segunda personalidad, lo cual es algo que nos diferencia ser de los que se cuestionan la rutina. Pero yo no puedo sentir superior a mis ex compañeros y compañeras del secundario, más allá de que la mitad solo se interesen por subir fotos cuando salen el fin de semana. Yo ya he sido como ellos, solo que me fui por otro camino. Sinceramente pienso que si hubiera seguido por ese camino no sufriría tantas depresiones como las he vivido. Pero pienso de que no hay mejor placer que el de  ser uno mismo, soportare toda crisis pero me construiré como la persona que quiero ser.  En una parte de Así hablo zaratustra Nietzsche dice que para crearnos a nosotros mismos hace falta sufrimiento y transformaciones, me quedo grabada en la cabeza esa frase.  

            Al encerrarme en depresiones con pensamiento amargados estuve perdiendo tiempo, no aprendí nada de mí. Solo que debía salir y despejarme, mi salud mental podría correr peligro. Me encerré tanto en pensamientos pesimistas aunque ya no sabía que creer, considere que la vida no tenía sentido y por eso solo quedaba estar destrozado el resto de mi vida. Somos todos humanos queremos ser felices  y podemos serlo, pero hay quienes no lo pueden.  Lo que a nosotros nos pasa es nada. Al negar otra postura nos encerramos en nuestro pensamiento y esto  es una manera de ser ignorante. Cuando opines o tengas en claro que pensar cuestiónate a ti mismo lo que puedes hacer de tu vida. Se vive una sola vez es una tontería encerrarse. Los pensamientos van y vienen, hoy tienes ganas de matarte pero mañana estas feliz de la vida. Somos tan irresponsables con nosotros mismos que nos convertimos en esclavos de nuestras emociones

            Me gusta ayudar a las personas que están en la calle, aunque sé de qué mi ayuda no sea la solución de su día, me alegra saber que colabore en sacarles una sonrisa y hacerles creer en los humanos. Suelo pensar en que quizás un día pueda estar así, no los considero inferiores ni superiores, pero la mirada social los considera gente perdida, aunque hoy en día está habiendo más conciencia social de esto. Uno no sabe los posibles que le pueda tocar en la vida, considero que todo es azar. Todo es un azar y nosotros con nuestra única vida pagamos todo. Es muy angustiante pensar en lo que pueda tocarnos, parece suerte a veces quienes somos.  Aun así todos nos vamos a morir y qué sentido tiene. Como dije, somos humanos y buscamos la felicidad.  Pero esto es lo que pienso ahora y quizás esté equivocado y piense diferente años más tarde. Pensar demasiado nos lleva a no saber que pensar o a encerrarnos en un pensamiento. Solo quisiera tener una bicicleta para irme lejos de mi ciudad. Las redes sociales nos ofrecen una mirada a la realidad, los medios otra. No sabemos que pensar  y creo que es mejor no pensar ya que siempre nos dejaríamos llevar por una idea de un medio. Su trabajo es decirnos la verdad, aunque hay tantas interpretaciones mediáticas que solo generan que nos asfixiemos o que nos dejemos llevar por una. Lo que pensemos es nuestro pensamiento y no por eso vamos a tener que imponerlo a todo el mundo como si fuera verdad. Podemos estar equivocados. Lo que hoy pensamos quizás mañana no lo pensemos y sentamos pena por creer en eso.  Algo lamentable es cuando se enojan por no pensar igual,  hay insultos, bloqueos, es como si la sociedad fuera “el que piensa diferente es un ignorante”  y es una estupidez esto. El que piensa diferente no es un ignorante, es alguien que piensa diferente y hay que respetarlo. También hace falta tener buenos argumentos, todos se encierran en una teoría, pero ridiculizan a las demás sin ni siquiera escucharlos.  

            Voy a recomendar que escuchen al que piensa diferente en su totalidad luego desarrollen mejores argumentos en contra, solo hay memes que ridiculizan al de otras ideas y eso es algo lamentable.

No soy un pesimista, aunque mi vida sea digna de un pesimista.

He perdido mucho tiempo estando en depresiones. Las típicas pero fuertes depresiones adolescentes, a muchos les afectan a tal grado que deciden acabar con su vida, pero no hay que ridiculizarlos, pueden tener una fuerte historia detrás. La adolescencia puede ser una etapa muy difícil, de cambios y aprendizajes. Desde mi experiencia he tenido fuerte depresión mientras estuve con una pareja de la que ahora daré muy pocos datos, pero mi vida se arruino completamente, además de que mi grupo de amigos de la escuela repitieron todos el mismo año y bueno me encontraba sumamente perdido. Era la oveja negra del salón y eso no me interesaba.
Nunca sufrí buliying, ni maltratos, mi problema radica en que he deseado más de lo que he vivido y esto son puñetazos. Pero bueno hay que tener en cuenta de que la televisión y el internet nos hace desear una vida de lujo y eso tarde o temprano nos daremos cuenta de que no es así. Una de las peores profesoras que pude conocer me hizo enamorar de su materia, fue el regalo de aquel horrible año. Para todo ese vacío existencial por el fallecimiento de mi abuelo, todas esas dudas sobre la religión y la muerte, llego la filosofía a mi vida. Me había visto toda la primer temporada de “Filosofía aquí y ahora” lo cual marco mi forma de pensar en aquel entonces, luego empecé a leer una novela de Sartre, “La náusea” me partió la cabeza, una obra de arte, me sentí el personaje.
Con amigos nos íbamos a caminar a las afueras de la ciudad, nos despejábamos hablando de la vida, pero aun así de vez en cuando saltaban pensamientos tristes en mi cabeza. Era un tiempo en donde no sabía qué hacer, solo quería irme de mi ciudad y conocer gente nueva. Pensaba que mis padres no me pagarían un estudio. Pero mi vitalidad estaba, solo tenía en mente terminar el secundario. A pesar de que no era para nada un buen alumno. No soportaba a nadie, a los profesores, a mis compañeros, a algunos vecinos. Mi vida era un eterno levantarse y no hacer nada interesante. Mi vida no era vida, era nada y a nadie le importaba saber de mí. La idea de progreso personal y crearse a sí mismo rondaba en mi cabeza, no me interesaba el resto, quería yo mismo progresar y crearme como persona propia de mí, algo muy egoísta quizás, pero fue el pensamiento que me levantaba a seguir día a día. Empecé a eliminar la mirada de los otros de mi rutina y fue algo muy bueno. Ese mismo año empecé a tomar antidepresivos clonazepam que los tomo hasta ahora.
Escuchar música, leer y caminar se habían vuelto mis hobbies favoritos. También tomar mate, tomaba muchísimo mate, bueno hasta ahora sigo haciéndolo y no pienso dejar.
No sabía que me sucedía, odiaba mi pasado, anhelaba un futuro hermoso pero al final me di contra la pared. Desde ahí contemple que no hay que desear sino trabajar en el presente. Muy decepcionante fue mi primer año en la universidad, realmente me destruí aquel mi primer año. Me di terrible decepción. Por eso insisto en que hay que pensar bien que elegir. Yo estaba muy apurado, despertaba teniendo en mente el hermoso cambio de vida que tendría la empezar a estudiar. O sea proyectaba hacia el futuro mientras no me importaba el presente. Aunque yo considero que todo es azar, uno se puede esforzar mucho día a día y no conseguir nada, a lo igual que no esforzarse y de la nada tener un cambio, la vida parece una bobez, aunque lo más seguro es trabajar día a día en nosotros. Levantarse hacer ejercicio, ponerse a leer, intentar relajarse. La sensación de deseo nos hace equivocarnos. Somos como maquinas deseantes y hay que salir de eso y ponernos a respirar tranquilos. Yo no soy ningún pesimista, aunque mi vida se base en experiencias que me hagan un pesimista. Sinceramente estoy muy cansado de fracasar y encontrarme con frases tontas del tipo “para ser feliz tienes que creer en ti” yo ya he creído mucho en mí y fracaso siempre. Pero aun así sigo creyendo en mí, más allá del absurdo que siento al despertar. Sé muy bien que hay mucho que cambiar en mí, como por ejemplo no consumo alimentos energéticos todos los días, ni tampoco hago ejercicio. No puedo quejarme de mi vida, cuando sé que hay gente que está peor que yo. En comparación a mí no me pasa nada, solo soy igual que muchos una maquina deseantes que fracasa y se angustia. En fin, creo que todos tenemos algo que cambiar en nosotros y tampoco es necesario ponerse a llorar por no vivir como queramos.

Sin título 19/08/2019

Como todos he cometido otro error. Un error del que ahora no sé qué hacer debido a que deja en miles de posibles mi vida, lo mejor de esto es que ya deje de angustiarme como el año pasado. Pero aun así el sentimiento de sin sentido a veces regresa. Todo es tan asfixiante que me voy a caminar por las calles de mi ciudad, me pierdo en pensamientos y no regreso como en una hora. Me olvido del celular, no necesito a nadie. Es tan lindo sentir el viento en mi rostro. Hoy me da todo igual, no me interesa nada, tengo ganas de reírme del mundo, de reír y no parar. Hay gente que publica en twitter que tiene ganas de morirse, yo las he tenido y hoy quiero darle una mano a esos sujetos e invitarlos a reírse de la depresión. La adolescencia es una etapa muy difícil, he tenido momentos oscuros y de gloria. Hoy lamento todo mi pasado. En un tiempo fui un mal amigo, fui mala pareja. A pesar de que hoy me de igual todo, lamento quien fui, aunque solo era un tonto de 15 años. El pasado ha muerto y yo sigo vivo. Me gusta tomar mate solo escuchando música, es lo mejor.
Mi página me da ilusión, me hace sentir ser escuchado a pesar de que a veces este sin ideas. “Existencial cuervo” Empezó como un simple proyecto que abrí en febrero de 2019. Jamás pensé que llegaría a 10 mil seguidores, pero hoy es una realidad. Me gusta grabarme aunque al verme siento algo de pena, aunque soy consciente de que necesito aniquilar esa vergüenza para ir mejorando, pero es inútil. Con el tiempo todo esto morirá y podre progresar. Soy muy experimental, hoy tengo un estilo, mañana otro, luego no sé qué hacer y desaparezco. Me da ilusión poder dedicarme a lo que me gusta pero no sé por qué camino ir y me quedo sin hacer nada. Me gustaría perderme por un día en alcohol pero los antidepresivos no me dejan, sufrí convulsiones a mis 15 años, pude morir, o al menos esa sensación tuve al despertar, una sensación muy angustiante, recuerdo esos momentos y las ganas de morir que a veces tengo desaparecen. Luego de despertar de una convulsión sentí agradecimientos por la vida que he tenido, por mi familia. Todos esos problemas familiares estúpidos no sirven de nada. Somos todos humanos y no podemos olvidar el amor. Tenía miedo de que me sigan dando más convulsiones, en total fueron cuatro, no quería pensar que mi pequeña hermana podía crecer sin mi influencia a mi lado. Profundo vacío insondable al pensar mi cuerpo en un cementerio. Además tenía mis metas y sueños como todo humano joven.
Cuando veo que se enroscan mucho en pensamientos intrascendentes quisiera ayudarlos, pero es imposible. Aunque en sí, todos necesitamos ser escuchados. Pero cuando no se tiene a nadie eso consume en fuerte tristeza, se puede salir a caminar a despejarse en soledad. Hay que tener en cuenta de que estando quietos sin tener contacto con la luz del sol, sin hacer ejercicio nos consumiremos peor en fuertes estados malos de ánimos. Vemos la vida como un infierno luego pasa el tiempo y vemos la vida de otro modo, es como que si nos dejáramos ser esclavos de nuestras propias emociones y esto se convierte en una irresponsabilidad en algunos casos. Yo creo que la vida debe ser vivida a nuestro modo, aunque es difícil, deberíamos seguir nuestras pasiones o descubrirlas, dejar fluir nuestra creatividad, dejar fluir lo que somos. Pero el sentimiento de vergüenza nos reprime y esto es algo que debemos superar. Los típicos deseos de querer satisfacer a los otros son una cárcel mental, pienso que debemos eliminar el que dirán para así empezar nuestra creación propia. Yo aún no lo he superado en parte, no me animo a hablar en público, tengo mucho pánico en eso, pero es algo que pienso superar. Sé que es necesario romper con los miedos para evolucionar como persona y acercarnos más a lo que queremos ser.

Primera entrada del blog

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora